Viaje a través del color, un repaso a nuestra temporada 5

El verano está ya casi aquí, y con él sentimos que llega un soplo de aire fresco muy merecido, tras toda la situación Covid, que nos llevó entre otras cosas a realizar el trabajo de la temporada anterior desde casa. Recuperar PuzzleAtípico y darnos cuenta que todo sigue más o menos como estaba, más o menos como era. Que todo es distinto, pero que al juntarnos podemos seguir haciendo cosas maravillosas.

Ensayos con color

Esta Temporada 5 hemos trabajado de la mano con José Soriano y Teresa Lorenzo. Esta pareja de artistas planteó al grupo su proyecto Color Danza. Puedes consultar más información del mismo en entradas anteriores. Pero hoy haremos un repaso por lo que ha significado, para darle así un buen cierre, añadiendo en esta entrada nuestro vídeo de resumen de temporada y la grabación de nuestra muestra final. Vamos allá.

Primeros pasos

Teresa Lorenzo

Encontrarnos y contarnos es siempre el primer cometido. Como les decíamos, Teresa Lorenzo y José Soriano traían entre manos Color Danza para compartirlo con PuzzleAtípico. Un proyecto más complejo y amplio de lo que en un principio se pueda imaginar, aunque como indica el título se base en trabajar a un mismo nivel el movimiento corporal y el trabajo con el color.

Color Danza, después de esta experiencia, podrá crecer y convertirse en muchas otras cosas entre las manos de esta pareja, pero sin duda llevará por siempre la marca de haber sido compartido con PuzzleAtípico.

Y es que de eso se trata. Cuando cada artista plantea un proyecto a PuzzleAtípico se crea un movimiento doble: PuzzleAtípico tiene que entrar y comprender ese proyecto, pero por su parte, en este caso Teresa y José, han de entrar e ir comprendiendo a PuzzleAtípico, de modo que nadie está en el terreno del que partió, y el proyecto que se lleva a cabo resulta de sostener entre muchas personas el desconocimiento siempre nuevo de estar juntas.

Trabajo de cuerpo en el Teatro Leal

Personajes

Así entramos en en mundo de Color Danza. Y ya en él, nos sumergimos en un trabajo de creación de personajes soñados para un retrato colorista. Hemos dedicado a esa parte una entrada anterior, comentando lo divertido que resulta investigar posibilidades entre tanta gente con ideas diversas. Con materiales encontrados (telas, gafas pinturas, pelucas, pegatinas, diademas…) construimos distintos personajes, como salidos de cuentos, de sueños o de cómics de superhéroes. Algo que podía habernos llevado mucho tiempo, porque tiene muchas posibilidades, y que sin duda contribuyó a que nos conociéramos, riéndonos de las mismas situaciones, desjerarquizando nuestros modos de estar.

Algunos personajes

Del paisaje al movimiento

Una selva

Mientras creábamos estos personajes y los fotografiábamos, las sesiones de PuzzleAtípico se empezaron a dedicar más y más a crear paisajes, otra dinámica en la que Teresa tuvo que tomar la iniciativa para indicarnos, y en la que el grupo fue entrando poco a poco Pero con cada entrada no solo se comprendía mejor la idea de paisaje que Teresa quería trasmitirnos, sino que el grupo la fue haciendo propia.

La idea de paisaje que nos regaló Teresa se convirtió en una herramienta extremadamente útil para el grupo por su componente visual. Comenzamos muy poco a poco, colcando sillas en el espacio vacío, generando composiciones muy simples que luego mirar.

Un paisaje con algo de color

Al elegir un puñado de paisajes, debíamos recordarlos para reproducirlos en secuencia. Y claro, para cambiar de un pasaje a otro, el grupo debía entrar al espacio, sabiendo cada cual de dónde a dónde debía mover su silla para generar el paisaje siguiente. El resultado paulatino de todo esto es que los cuerpos ya estaban en el espacio, ocupados de mover objetos. Y que los tránsitos entre paisajes, donde cada persona se hacía cargo a la vez de su cometido, pero también del objetivo grupal, comenzaba a ser coreografía.

Ensayos generales

Con la dinámica ya establecia, PuzzleAtípico trabajó duro, con mucha responsabilidad e implicación, pero también con la alegría del reencuentro. Así, con el cuerpo y la atención puesta a punto, fue mucho más fácil que las sillas fueran quedando en un segundo plano, que el grupo fuera aprendiendo y haciendo suyos los materiales de movimiento y las frases que la bailarina desplegaba para el grupo.

Pruebas de color

También se trató, como siempre, de un trabajo de confianza: las sesiones semanales de PuzzleAtípico y la complejidad técnica de la propuesta no permitían tener todos los recursos técnicos instalados permanentemente. En la desnudez del espacio, sin linóleo ni proyector, trabajábamos con lo concreto de nuestros cuerpos y las sillas en el espacio. Pero también con lo concreto de una imaginación compartida, sabiendo que en los ensayos finales y en la muestra José mancharía con color el espacio por el que nos estábamos moviendo y nuestras propias figuras.

El cuerpo en el paisaje

Así, fuimos viendo que, paisaje tras paisaje, se generaban algunas escenas interesantes de mirar, porque aparecían solas cuando despejábamos todo antes de formar el siguiente. También que entre paisaje y paisaje, entre escena y escena los cuerpos se movían por el espacio. Y que eso era danza. Más aún cuando las frases de movimiento aprendidas con Teresa encontraron ahí su lugar, o se repetían en diversos lugares. Más todavía cuando los movimientos ya se hacían propios, o el grupo le proponía variaciones o ideas para complementar la composición.

Escenas posibles

También ocurrió que el también PuzzleAtípico Adán Hernández al hablar con Teresa Lorenzo empezó a pensar en sonidos, músicas o ambientes para todo lo que se estaba generando, porque empezaba a ser necesaria una ambientación sonora a eso tan frágil y a la vez lleno de potencialidad que estábamos generando entre todo el grupo.

Ensayos generales

Así nació una pequeña idea musical de unos minutos, que con el paso de las semanas fue creciendo (porque la coreografía era cada vez mayor). Hasta el punto de decidir que en una propuesta como la que teníamos entre manos, la música no podía ser una pista de audio sonando de fondo. El trabajo merecía que esos sonidos encontrados sonasen en directo, al igual que lo que pasaba en el espacio. Y finalmente esa banda sonora sonó así, en directo, del mismo modo que José llenaba los paisajes de color. Así el ambiente sonoro mezclaba teclados futuristas con sonidos de viejas máquinas, ambientes de selva, melodías nocturnas de pianos distantes o percusiones de maderas y metales. Unos sonidos envolventes para una muestra final que también lo fue, y mucho. Y es que una vez estuvo todo listo, en los últimos pases, ya no sabíamos si el color seguía el movimiento, si el movimiento seguía a la música o si la musica seguía a la proyección. Probablemente porque estábamos en sintonía, y todo seguía a todo en este viaje a través del color.

Extra! Vídeos!

Para cerrar por todo lo alto esta entrada y esta maravillosa Temporada 5, compartimos con ustedes dos maravillosos vídeos. El primero es el vídeo resumen de esta temporada que acabamos de analizar, realizado por Judi Acosta, integrando también materiales recogidos por Tamara Brito. El segundo, la grabación realizada por Judi de la muestra de final de proceso en el Teatro Leal. ¡Que los disfruten!

Resumen Temporada 5
Muestra final Teatro Leal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s